91 737 15 16 info@aenoa.com

El marketing de experiencias o también conocido como marketing experiencial reúne un conjunto de técnicas con las que las empresas llegan a los consumidores finales a través de experiencias o recuerdos memorables, consiguiendo crear un vínculo entre la marca y sus clientes. Lo que más llama la atención del marketing experiencial es que su objetivo final no es vender el producto o el servicio en sí, ni la marca; el objetivo final es conocer a los clientes, sus percepciones y sus emociones.

Numerosos estudios y casos prácticos confirman que los clientes tienden a apostar por marcas que le ofrecen nuevas sensaciones a la hora de adquirir los productos o al consumirlo. Cola Cola, Apple, Nike, Starbucks entre otras nos demuestran que el valor humano debe ir por encima del valor numérico pero ¿cómo podemos utilizarlo para nuestra marca o empresa?

Realizar campañas que no digan lo que van a hacer sino que muestren lo que hacen.

Este es el punto clave del marketing de experiencias, debemos mostrar a los consumidores el valor de nuestros productos sin la intención directa de venta. El objetivo es generar una experiencia emocional positiva, lo que indicaría que tu marca le ha dado un valor diferencial y ese valor impulsa al público a la compra.

Segmentar al público.

Este paso es muy importante ya que nos permite conocer con una profundidad mayor a los posibles compradores. Si conocemos bien sus gustos y necesidades podemos aplicarlo en nuestras campañas y generar el impacto positivo que hemos mencionado anteriormente.

Uso de los sentidos.

El marketing sensorial juega un papel destacado ya que los consumidores están sometidos a una saturación publicitaria. Mediante los sentidos, se pretende reforzar los valores y las características diferenciales de determinados productos y servicios. Las distintas marcas juegan mucho con la iluminación, los colores, los aromas, las texturas de los materiales, etc.

La emoción, la decisión y la tecnología.

La mayoría de las decisiones que tomamos son actos emocionales. Como ya hemos mencionado anteriormente, las marcas capaces de crear experiencias emocionales positivas se ganan a los consumidores. En cuanto a la tecnología, el marketing experiencial guarda una estrecha relación con este factor. Gracias a ella, las marcas pueden crear campañas mucho más impactantes, las cuales no se podrían lograr de no ser por el uso de los dispositivos móviles, la realidad aumentada, dispositivos táctiles, etc. Además, el uso de las redes sociales nos permite tener un contacto directo con los clientes y así potenciar el sentimiento de permanencia.

Pin It en Pinterest