91 737 15 16 info@aenoa.com

Los Presupuestos Generales del Estado 2018 incluyen las actuaciones de formación profesional para el empleo, dirigidas al aprendizaje, formación, recualificación o reciclaje profesional y de formación en alternancia con la actividad laboral, incluidos los programas públicos de empleo y formación, que intenta mejorar la experiencia profesional y mejorar la cualificación y facilitar la inserción laboral.

Durante 2018 se seguirá desarrollando la reforma del nuevo modelo de formación profesional para el empleo que se contempla en la Ley 30/2015, especialmente la programación y ejecución de las acciones formativas, el control, el seguimiento, así como el sistema de información, la evaluación, y la calidad del sistema. Y todo ello afecta directamente a la Formación Programada.

Utilizando las cuotas de formación profesional se financian las iniciativas de oferta formativa para trabajadores ocupados y desempleados, así como la formación programada en las empresas (antigua formación de demanda); los programas que combinan formación con prácticas profesionales, y la formación de los trabajadores del sector público, junto con determinados colectivos específicos.

Los Presupuestos Generales de 2018 indican que sigue el sistema de Formación Programada por las empresas, que son acciones formativas que deberán guardar relación con la actividad empresarial. Podrán participar los trabajadores asalariados que prestan sus servicios en empresas privadas, incluidos los trabajadores fijos-discontinuos en los períodos de no ocupación, así como los trabajadores que accedan a situación de desempleo cuando se encuentren en período formativo, y los trabajadores acogidos a regulación de empleo.

También se prevé que los Servicios Públicos de Empleo otorguen a cada trabajador una cuenta de formación asociada al número de afiliación a la Seguridad Social, y se reconoce a las entidades de formación, debidamente acreditadas, la posibilidad de participar directamente en el Sistema de Formación Profesional para el Empleo, con la finalidad de que la oferta formativa sea más variada, descentralizada y eficiente.

Los Presupuestos señala la importancia de la Ley 30/2015, especialmente en el apartado de evaluación, seguimiento y control de las iniciativas de formación financiadas mediante bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social que aplican las empresas. Actuaciones que también afectan a la Formación Programada.

Por otro lado, del mismo modo que sucedía en años anteriores, las bonificaciones que se aplican las empresas para compensar el coste de la actividad formativa en los contratos para la formación y el aprendizaje se incluyen en un apartado especial, junto con los restantes gastos de bonificaciones para fomento de empleo por contratación laboral, al considerarlos un incentivo para la utilización de este tipo de contratos.

Pin It en Pinterest