Ideas importantes en Teleformación – Elearning

La importancia de los tutores

Algunas medidas para mejorar la calidad de la teleformación consisten en establecer un mínimo de dedicación del tutor-formador de horas semanales por cada alumno. Las funciones de estos tutores formadores son: desarrollar el plan de acogida de los grupos de alumnos; orientar y guiar al alumnado en la realización de actividades, el uso de los materiales y la utilización de las herramientas de la plataforma virtual; fomentar la participación del alumnado, proponiendo actividades de reflexión y debate individuales; realizar el seguimiento y la valoración de las actividades realizadas por el alumnado, realizar la evaluación del alumnado; y coordinar las tutorías presenciales que en su caso se realicen.

En cuanto a los requisitos de los tutores, la normativa de certificados de profesionalidad ha diferenciado dos perfiles, el del formador, para impartir la formación presencial del certificado, y la del tutor-formador, para impartir la formación en teleformación.

Modalidad Presencial: Para poder impartir la formación correspondiente a cada uno de los módulos formativos de los certificados de profesionalidad, los formadores deberán reunir los requisitos específicos que se incluyan en el mismo. Estos requisitos deben garantizar el dominio de los conocimientos y las técnicas relacionadas con la unidad de competencia a la que está asociado el módulo, y se verificarán mediante la correspondiente acreditación de formación y/o experiencia profesional en el campo de las competencias relacionadas con el módulo formativo.

Por ejemplo: Certificado ATENCIÓN SOCIOSANITARIA A PERSONAS EN EL DOMICILIO, los formadores del módulo MF0249_2: Higiene y atención sanitaria domiciliaria, deben ser Licenciado en Medicina, Diplomado en Enfermería, Técnico superior en Dietética, Técnico superior Integración Social o Técnico superior en Educación infantil.

En cualquier caso, para impartir los módulos formativos de los certificados de profesionalidad, será requisito que el formador acredite poseer competencia docente. Para acreditar la competencia docente requerida, el formador o persona experta deberá estar en posesión del certificado de profesionalidad de formador ocupacional o del de docencia de la formación profesional para el empleo.

Del requisito establecido en el párrafo anterior estarán exentos quienes posean:

- Las titulaciones universitarias oficiales de licenciado en Pedagogía, Psicopedagogía o de Maestro en cualquiera de sus especialidades, de un título universitario de graduado en el ámbito de la Psicología o de la Pedagogía, o de un título universitario oficial de posgrado en los citados ámbitos.

- Una titulación universitaria oficial distinta de las indicadas en el apartado anterior y además se encuentren en posesión del Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP) o de Certificados de profesionalidad online

- Una experiencia docente contrastada de al menos 600 horas en los últimos diez años en formación profesional para el empleo o del sistema educativo, en modalidad presencial. Para acreditar la experiencia profesional en todos los contenidos relacionados con los módulos formativos o la experiencia docente, los profesionales de la formación deben demostrarlo con documentación. Por ejemplo los profesores contratados con nóminas aportarán certificado de la Tesorería General de la Seguridad Social, donde se aclare la empresa donde desarrolló su labor docente, la categoría laboral (grupo de cotización) y el período de contratación. Si el profesional es autónomo, aportará un certificado de la Tesorería General de la Seguridad Social de los períodos de alta en la Seguridad Social en el régimen especial y descripción de la actividad desarrollada e intervalo de tiempo en el que se ha realizado la misma.

En la modalidad Teleformación: En cuanto a los tutores-formadores que impartan formación mediante teleformación deben reunir los requisitos de titulación y/o experiencia profesional y competencia docente, similar a los formadores, que garantice el dominio de los conocimientos y las técnicas relacionadas con la unidad de competencia a la que está asociado el módulo.

Además deben poseer formación en metodología didáctica de la teleformación o experiencia de impartición en la modalidad de teleformación y en la utilización de las tecnologías de la información y comunicación. Para ello, deberán acreditar que ha recibido un curso de “formador de teleformación” o similar de 30 horas o que ha impartido una formación de al menos 60 horas de experiencia en esta modalidad y en la utilización de las tecnologías de la información y comunicación (Tics). Por ello las administraciones competentes desarrollarán programas y actuaciones específicas para la formación de estos formadores.

Procedimiento de acreditación de centros de formación para modalidad teleformación

El Servicio Público de Empleo Estatal dispone de una aplicación informática que acredita a centros y entidades de formación para la impartición, en la modalidad de teleformación, acciones formativas conducentes a la obtención de certificados de profesionalidad en el marco de la formación para el empleo. Cuando se accede a la planificación se solicita la identificación mediante certificado digital.

El usuario debe rellenar cada uno de los apartados de la solicitud de la forma más completa y exacta posible. El paso de una pantalla a otra almacenará la información introducida, de esta forma, se puede interrumpir la cumplimentación y retomarla en otro momento conservando los datos ya aportados. Cuando se termina su cumplimentación, se firma y se tramita de manera electrónica.

Una vez que la solicitud ha sido enviada no es posible modificar la información consignada en la misma, aunque si es posible guardar una copia o imprimirla pulsando en las opciones correspondientes.

Es importante acreditar la información que haga constar en la solicitud con documentos probatorios de su contenido. Cada uno de estos documentos justificativos tiene que estar digitalizado e incluido en archivos por tipo de documentación:

Entidad jurídica titular y persona firmante de la solicitud:


  • Tarjeta de identificación fiscal.
  • Escritura de apoderamiento.
  • Centro de formación donde se realizarán las sesiones presenciales (tutorías y evaluación final):
  • Documento de propiedad (escrituras) o de legitimación de uso del centro (cesión, contrato de alquiler de instalaciones, convenio, otros).
  • Proyecto Formativo.
  • Guía del alumno.
  • Guía del tutor-formador.


* En caso de que se realicen acuerdos o convenios con otros centros ya acreditados para la impartición presencial, el Servicio Público de Empleo Estatal podrá verificar que se mantienen las condiciones establecidas en los reales decretos de los certificados de profesionalidad para su acreditación.

Certificados de profesionalidad que se van a impartir en modalidad de teleformación.

No serán admitidas las solicitudes que se presenten sin estar acompañadas de toda esta documentación. En los casos en los que se permite la sustitución de la presentación de determinados documentos justificativos por una declaración responsable del solicitante, deberá registrase ante el Servicio Público de Empleo Estatal la documentación que acredite la realidad de los datos contenidos en la citada declaración cuando la misma sea requerida.

Si la solicitud presentada no reuniera los requisitos exigidos, se notificará a la dirección habilitada a tal fin para que, en el plazo máximo e improrrogable de diez días, el centro/entidad subsane las faltas o acompañe los documentos preceptivos, con indicación de que si así no lo hiciera, se le tendrá por desistido de su petición, según lo establecido en la Ley 30/1992.

Las acreditaciones realizadas para la modalidad de teleformación, siempre que existan acciones formativas para dichos centros o entidades de formación, se comprobarán anualmente revisando el cumplimiento de todas prescripciones y requisitos establecidos para dicha acreditación.

Pilares básicos del Elearning

Para que una formación se considere elearning debe basarse como se ha visto en unos determinados aspectos tecnológicos y pedagógicos. Existes tres columnas básicas que sostienen estos aspectos, de modo que si falla alguna de ellas no se podría considerar la formación como elearning ya que no se cumplirían los objetivos de aprendizaje de este tipo de formación.

Estos tres pilares son:

1. PLATAFORMA

Es un software informático que integra una serie de herramientas, necesarias para gestionar:

-- Los contenidos (tutorial, materiales multimedia, materiales de refuerzo, etc.)

-- Los usuarios (administradores, tutores, alumnos, etc.)

-- Los medios de comunicación (foro, chat, correo electrónico, etc.)

-- El proceso evaluativo.

-- El seguimiento de los participantes.

De esta forma la plataforma o campus virtual permite crear un entorno de aprendizaje e intercambio óptimo y muy potente.


2. CONTENIDOS

El diseño de los contenidos adquiere una gran importancia en el elearning. Diseñar no es simplemente la mera digitalización de los contenidos usados en la formación presencial, los cuales están normalmente caracterizados por una secuenciación lineal y basados en texto.

En esta modalidad online los contenidos necesitan ser adaptados a la pedagogía de este nuevo medio. Una adaptación que supone una estructuración y presentación diferente a la usada en la formación presencial.

Esta nueva forma de presentar los contenidos, basándose en las ventajas de las nuevas tecnologías multimedia y de principios pedagógicos especiales,

El elearning, la formación del siglo XXI se caracteriza por conseguir aspectos más didácticos y dinámicos, atractivos, intuitivos e interactivos.


3. TUTORIZACIÓN

Como tutorización se entiende todo el trabajo que realiza el tutor según la metodología elearning, y además la evaluación y el proceso de seguimiento de la acción formativa.

Para conseguir los objetivos de aprendizaje en un curso online, es necesario que además de un diseño adecuado de los materiales didácticos multimedia, que exista la labor del tutor basándose en las herramientas de comunicación, motivando al alumnado en su proceso de aprendizaje.

El tutor solventa el sentimiento de soledad de la formación a distancia aplicando los principios de aprendizaje cooperativo y consiguiendo entre los participantes crear una sensación de pertenencia a una comunidad virtual.

Por ello el tutor debe ser un profesional experto en la materia de la acción formativa, y también un buen dinamizador, asesor, orientador, evaluador, facilitador de aprendizaje cooperativo y gestor del curso.

En el caso del sistema de Formación Profesional para el Empleo las acciones formativas elearning tienen además un control de calidad por parte de la administración competente que como se expondrá más adelante debe poder realizarse en cualquier momento a través de informes que se puedan consultar en la plataforma virtual.

Destacar que según el borrador del Proyecto de Real Decreto por el que se desarrolla le Ley 30/2015, en la iniciativa de formación programada por las empresas para sus trabajadores la duración, contenidos y requisitos de impartición de las acciones formativas serán los que determinen las propias empresas.

Oferta formativa para desempleados

La oferta formativa para desempleados tiene por objeto ofrecer una formación ajustada a las necesidades formativas individuales y del sistema productivo, que intenta ayudar a la adquisición de las competencias requeridas en el mercado de trabajo y mejorar su empleabilidad. Para ello se tendrá en cuenta el perfil del trabajador elaborado por los servicios públicos de empleo conforme a lo previsto por la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo.

La oferta formativa para trabajadores desempleados se desarrollará mediante:

- Programas de las administraciones dirigidos a cubrir las necesidades formativas detectadas en los itinerarios personalizados de inserción y en las ofertas de empleo.

- Programas específicos para la formación de personas con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación profesional.

- Programas formativos que incluyan compromisos de contratación.

Asimismo, las acciones formativas incluidas en dicha oferta podrán estar orientadas al fomento del autoempleo y de la economía social, así como contemplar la realización de prácticas profesionales no laborales en empresas.

Con carácter general, la oferta formativa dará prioridad a los desempleados con bajo nivel de cualificación e incluirá preferentemente acciones dirigidas a la obtención de Certificados de Profesionalidad. Además de otras que se programen según las necesidades de cualificación de los desempleados, de las competencias requeridas por el mercado de trabajo y de las ocupaciones y sectores con mayores perspectivas de empleo.

Programación y gestión de las ofertas formativas

Las programaciones de las ofertas formativas deben ser coherentes con los objetivos de la política de empleo y se plantearán en un escenario plurianual de formación, con el informe anual de prospección y detección de necesidades formativas y el Catálogo de especialidades formativas. La financiación de estos cursos será aprobada por las Administraciones en sus respectivos ámbitos de gestión. Para garantizar el ejercicio del derecho a la formación en cualquier momento y lugar, dichas programaciones contendrán una oferta de cursos flexibles, abiertos y permanente, así como accesible para todos los trabajadores cualquiera que sea el lugar de su residencia, de forma que puedan dar respuestas a las necesidades formativas que surjan en el mercado de trabajo y que requieran adaptación. Los desempleados de una CCAA pueden participar en cursos organizados por otra CCAA.

Las ofertas formativas diseñadas estarán basadas en un diagnóstico previo de necesidades y buscarán los objetivos que necesite el mercado. Además, se detallarán las mejoras introducidas en aplicación de los resultados de las evaluaciones realizadas y se identificarán las acciones formativas de carácter prioritario, apostando por los sectores más innovadores. Se garantizarán los principios de publicidad, objetividad y libre concurrencia en la gestión de las convocatorias públicas para la financiación de la actividad formativa. Los organismos gestores publicarán en sus 28 páginas web la relación de entidades beneficiarias con especificación del tipo o líneas de programa, la puntuación técnica y la financiación obtenidas.

La información relativa a las acciones formativas diseñadas y ejecutadas en cada ámbito (estatal, autonómico, de empresa o sector) se integrará, a efectos estadísticos y de su seguimiento, en una base de datos común que administrará el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La formación profesional para el empleo (FPE) podrá impartirse de forma presencial, teleformación, o bien de forma mixta, mediante la combinación de las dos modalidades anteriores.
Las entidades o empresas que podrán diseñar formación profesional para el empleo son:
a) Las propias empresas que desarrollen cursos para sus propios trabajadores, así como para trabajadores de su grupo o red empresarial. También cursos para desempleados (con compromiso de contratación u otro acuerdo con los servicios públicos de empleo). Para ello, podrán utilizar sus propios medios o bien recurrir a su contratación, siempre que resulten adecuados para este fin.
b) Las Administraciones Públicas competentes en materia de FPE, bien a través de centros propios adecuados para impartir formación o bien mediante convenios o conciertos con entidades o empresas acreditadas o inscritas (ejemplo centros de formación del Ayuntamiento).

Estas entidades de formación no podrán subcontratar con terceros la ejecución de la actividad formativa, aunque no se considera subcontratación la contratación del personal docente. En todo caso, se consideran centros propios los Centros de Referencia Nacional y los Centros Integrados de Formación Profesional de titularidad pública.

c) Las entidades de formación, públicas o privadas, acreditadas o inscritas en el correspondiente registro para impartir FPE, incluidos los Centros Integrados de Formación Profesional de titularidad privada. Los trabajadores pertenecientes a la plantilla de estas entidades, en caso de actuar como beneficiaria o proveedora de una subvención de Oferta, podrán participar en los cursos hasta un 10% y con el límite 29 del 10% del total de sus trabajadores en plantilla.

Asimismo, estas entidades no podrán subcontratar con terceros la ejecución de la actividad formativa que les sea adjudicada. A estos efectos, la contratación del personal docente para la impartición de la formación no se considerará subcontratación.

AENOA pone fin a la novena edición del Congreso Nacional de Formación Continua

Los asistentes disfrutaron de 40 horas de formación de la mano de 70 ponentes.

AENOA Formación Continua organizó el IX Congreso Nacional de Formación Continua los días 03-05 de marzo en Madrid. Bajo el lema “El cambio de rumbo en la formación continua”, se desarrolló este evento que reunió a 70  ponentes encargados de informar a los participantes durante 40 horas dedicadas a la formación.

Dos salas dividieron a los asistentes durante las dos primeras jornadas (días 3 y 4 de marzo): Sala Aenoa y Sala Expoformación. En ellas, todos los interesados disfrutaron de debates, propuestas, ponencias, talleres, novedades formativas y nuevas líneas de negocio para las empresas. Además: charlas, píldoras, mesas redondas y turno de preguntas para resolver dudas. Cambio de rumbo en la Formación Continua, Nueva Normativa de Formación Profesional para el Empleo, Contratos de Formación y Aprendizaje, Costes Formación Programada,  fueron entre otros, los puntos clave de este IX Congreso Nacional de Formación Continua.

Por otra parte, en la Zona Stands, habilitada para la recepción de personas interesadas en establecer un contacto directo y personal con los  proveedores de formación, estuvo formada por un total de 18 empresas. Sin olvidar el Simposium de formación en Prevención en Riesgos Laborales donde reunieron varios expertos y expusieron y detallaron todas las novedades en PRL.

En el viernes 4 y el sábado 5 de marzo tuvo lugar las jornadas de cursos,  en el que se impartieron los siguientes: Nuevas estrategias y líneas de negocio 2016 para centros de formación, Gestión de la Formación Programada para las empresas, Auditoría y casos prácticos de costes de la Formación Programada y La Evolución de la modalidad distancia al elearning.

De esta manera, AENOA clausura el Congreso Nacional que contará con la décima edición en su próxima celebración, y cuyas novedades puedes ver enwww.aenoa.com.