Formación en actividades pesqueras y del mar.

Títulos que se pueden conseguir a través de Certificados de Profesionalidad.

Para ejercer profesionalmente a bordo de los buques pesqueros españoles como capitán, jefe de máquinas, oficial, marinero, etc., se debe poseer un título en vigor. La normativa indica que los títulos son:

a) Capitán de pesca.

b) Patrón de altura.

c) Patrón de litoral.

d) Patrón costero polivalente.

e) Patrón local de pesca.

f) Marinero pescador.

g) Mecánico mayor naval.

h) Mecánico naval.

Los siguientes títulos se pueden conseguir a través de Certificados de Profesionalidad:

Patrón costero polivalente. Patrón local de pesca. Marinero pescador.  Se pueden convalidar los Certificados de Profesionalidad (CdP) por los títulos correspondientes, por el órgano competente en materia de titulaciones pesqueras de la CC.AA. Para convalidar el CdP el solicitante tiene que superar un examen en un centro acreditado para ello. Más info en www.aenoa.com

Otros Certificados de Profesionalidad relacionados con la pesca son:

(MAPN0410) OPERACIONES EN TRANSPORTE MARÍTIMO Y PESCA DE BAJURA – (290h.): La superación de determinados módulos, garantizan el nivel de conocimientos necesarios para la obtención de las tarjetas profesionales de «MARINERO PESCADOR» y «MARINERO DE PUENTE» así como el «CERTIFICADO DE ESPECIALIDAD DE FORMACIÓN BÁSICA».

(MAPN0211) OPER. DE COORDINACIÓN EN CUBIERTA Y PARQUE DE PESCA - (310h.): La superación de los MF0010_1y MF0733_1, garantizan el nivel de conocimientos necesarios para la obtención de las tarjetas profesionales de «MARINERO PESCADOR» y «CERTIFICADO DE ESPECIALIDAD DE FORMACIÓN BÁSICA».

(MAPN0710) OBSERVACIÓN DE LA ACTIVIDAD Y CONTROL DE LAS CAPTURAS DE UN BUQUE PESQUERO -  (410 h.): La superación de los MF0010_1 y MF0733_1, garantizan el nivel de conocimientos necesarios para la obtención de las tarjetas profesionales de «MARINERO PESCADOR» y «CERTIFICADO DE ESPECIALIDAD DE FORMACIÓN BÁSICA».

(MAPN0110) ACTIVIDADES EN PESCA CON ARTES DE ENMALLE Y MARISQUEO, Y EN TRANSPORTE MARÍTIMO - (290 h.): La superación de los MF0010_1, MF0011_1 y MF0733_1, garantizan el nivel de conocimientos necesarios para la obtención de las tarjetas profesionales de «MARINERO PESCADOR» y «MARINERO DE PUENTE» así como el «CERTIFICADO DE ESPECIALIDAD DE FORMACIÓN BÁSICA».

Los Centros impartidores tienen que estar en posesión de la correspondiente autorización u homologación concedida por el Ministerio de Educación y/o organismo competente en materia de formación pesquera de las correspondientes CC.AA.

Si la CC.AA. no tiene transferida la formación náutico pesquera, la homologación al Centro la otorga el Ministerio de Agricultura, alimentación y medio ambiente, y en el caso de tratarse de formación reglada el Ministerio de Educación.

Si la CC.AA. tiene transferida la formación, habrá que estar a lo que disponga su normativa pues es diferente en cada una.

El uso del webinar o videoconferencia completa la formación continua.

La formación online ofrece muchas ventajas para el alumno, principalmente la facilidad para hacer compatible varios cursos, la compatibilidad de sus horarios formativos y profesionales y poder realizar las acciones formativas sin tener que desplazarse fuera de casa. No obstante este tipo de formación tiene algunos inconvenientes entre los que destaca la falta de relación entre los alumnos o los docentes y el posible aislamiento de los participantes al no poder relacionarse con el resto de compañeros.

Para solucionar este problema las nuevas tecnologías proporcionan herramientas entre las que destaca el llamado webinar o también conocido como seminarios virtuales. Consiste en un sistema que utiliza un programa informático que permite a una persona organizar a través de Internet una reunión virtual entre un grupo de personas determinado donde pueden verse y hablar interactuando como si estuviesen en un aula. Más info en www.aenoa.com

La palabra “webinar” surge de la unión de los términos en inglés web y seminar, o sea se puede decir que es un seminario online. Permite a varios usuarios conectarse y participar en reuniones virtuales en las que todos tienen la oportunidad de compartir e intercambiar ideas.

Los webinars no sólo se utilizan para la formación online ya que se pueden organizar con una finalidad puramente informativa o comercial. Para sacarles el máximo beneficio a estas aplicaciones hay que utilizarlas integradas dentro de Sistemas de Gestión del Aprendizaje. Es decir, deben estar contempladas dentro de la metodología, programación y planificación.

Para poder realizar un webinar, en primer lugar hay que disponer del software necesario. Para ello se puede contratar el servicio a una empresa suministradora del software, la cual cobra en función del número de asistentes y de la duración de la sesión, o bien se puede comprar el programa.

Los requisitos de hardware y software necesarios dependen en gran medida del programa utilizado para el Webinar, pero suelen ser:

     PC con 256 MB de RAM.

     Un navegador web.

     Tarjeta de sonido, altavoces y micrófono de calidad.

     Buena conexión a Internet.

     Un programa con el que conectarse al webinar.


Algunas características comunes de todos estos programas son:

     Pizarra electrónica compartida.

     Chat de texto.

     Escritorio de uso común: el organizador puede compartir con los asistentes cualquier aplicación de su PC.

     Herramientas de preguntas y respuestas. Por ejemplo: baterías de preguntas tipo test que se pueden enviar en tiempo real a los alumnos para que contesten.

     Herramienta de votación y de petición del turno para hablar.

     Transferencia de ficheros.

     Control remoto: consiste en que los participantes puede tomar el control de la aplicación cuando se lo permita el profesor. Por ejemplo: un participante puede visualizar, realizar anotaciones o editar cualquier documento electrónicamente.

     Herramienta para realizar anotaciones y para resaltar.

     Herramienta de grabación: graba las sesiones impartidas en la aplicación.

Modalidad de impartición y duración de los certificados de profesionalidad.

La formación referida a los certificados de profesionalidad podrá impartirse de forma presencial o mediante teleformación. La modalidad de impartición mediante teleformación es la que se realiza cuando los cursos se desarrollan en todo o en parte a través de las tecnologías de la información y comunicación (TICS), permitiendo la interactividad de alumnos, tutores, formadores y recursos situados en distinto lugar (necesariamente será complementada con asistencia tutorial). La norma que regula los certificados de profesionalidad indicará las condiciones en las que los módulos formativos podrán ser ofrecidos en las distintas modalidades, en función de la naturaleza de los contenidos y de los colectivos destinatarios.

Las principales características de la organización de la modalidad teleformación para certificados de profesionalidad:

-Se entiende como el desarrollo de la formación del certificado de profesionalidad en su totalidad, o en parte, en modalidad teleformación.

-La duración de la parte presencial y la parte teleformación se determina en la normativa.

-La parte presencial de un certificado desarrollado en modalidad teleformación se denominan tutorías presenciales.

-Al finalizar cada módulo formativo, independientemente de si se ha desarrollado en todo o en parte en modalidad teleformación, se deberá realizar una prueba de evaluación final presencial.

En cuanto a los requisitos de acceso de los alumnos, existen unos condiciones según el nivel de cualificación y la modalidad de impartición, de forma que los alumnos puedan desarrollar la formación con el máximo aprovechamiento.

Según nivel de cualificación del certificado de profesionalidad: en el caso de certificados de profesionalidad de nivel 1, no se requiere ningún tipo de requisito de acceso. En el caso de certificados de profesionalidad de nivel 1 y 2, los alumnos deberán de-mostrar que poseen las competencias clave para acceder a la formación. Más info en www.aenoa.com

 

Las competencias clave son aquellas que permiten a los individuos adaptarse a un entorno laboral cambiante: permiten obtener buenos resultados durante la actividad profesional en diferentes dominios o contextos sociales. Constituyen pues la clave para la flexibilidad profesional o funcional de los trabajadores al posibilitar su movilidad, ya sea dentro de un mismo campo ocupacional o de un campo a otro.

 

Para modalidad Teleformación, los requisitos que los centros deberán cumplir para su acreditación e impartición en la modalidad de teleformación son:

 

- Disponer de un proyecto formativo en el que se detalle la planificación didáctica y de la evaluación, la metodología de aprendizaje, la parte de la formación presencial si existe en el certificado, así como el seguimiento y los instrumentos de evaluación.

- Disponer de las instalaciones y todos los recursos necesarios para la realización de las actividades que requieran presencia del alumnado, en su propio centro, o mediante acuerdos o convenios con otras entidades o centros debidamente acreditados para la impartición presencial.

- Disponer de una plataforma de aprendizaje de teleformación con capacidad suficiente para gestionar y garantizar la formación del alumnado, permitiendo la interactividad y el trabajo cooperativo, así como la disponibilidad de un servicio técnico de mantenimiento.

Esta plataforma dispondrá de todos los materiales del certificado de profesionalidad completo. Además, el centro de formación deberá tener implantado un sistema de gestión de la calidad.

FUENTE: VÉRTICE.

 

COMUNICACIÓN DE FINALIZACIÓN DE LA FORMACIÓN PROGRAMADA

Finalización de participantes y costes de formación

Todas las empresas que realicen formación continua están obligadas a comunicar a la Fundación Estatal la finalización de los cursos. Dicha comunicación podrá realizarse a la finalización de cada grupo, o de varios grupo, pero antes de que finalice el plazo de presentación del boletín de cotización a la Seguridad Social en que se apliquen las bonificaciones y, en todo caso, antes de que finalice el correspondiente al mes de diciembre del respectivo ejercicio económico. Más info en www.formacionprogramada.net .


La comunicación de los grupos finalizados se realizará mediante el aplicativo, teniendo en cuenta:

-Datos de identificación de la formación realizada: denominación y modalidad de impartición de la acción formativa, así como lugar y fechas de realización de cada grupo.

-Relación de participantes que han finalizado la formación. Se entiende que el trabajador ha finalizado una acción si ha asistido al menos al 75 por ciento de las horas impartidas y si ha realizado al menos el 75 por ciento de los controles periódicos de seguimiento de su aprendizaje a lo largo de la misma en las acciones formativas online.

-Coste total del grupo o grupos de formación y bonificaciones aplicables por la empresa, con indicación del mes al que corresponde el boletín de cotización en el que se aplican dichas bonificaciones.

-Número de trabajadores formados pertenecientes a los colectivos prioritarios.

En los supuestos de agrupación de empresas, la comunicación de finalización de la formación se realizará por la entidad organizadora de la formación, identificando, para cada empresa, los trabajadores participantes en los distintos grupos (con indicación de los pertenecientes a colectivos prioritarios), los costes de formación sufragados y las bonificaciones aplicables.

Toda la información contenida en las comunicaciones realizadas por las empresas a la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, quedará sometida a la normativa vigente en materia de protección de datos. Los datos identificativos de las empresas y personales de los participantes, se integrarán en ficheros informáticos a los efectos oportunos, pudiendo los interesados ejercer los derechos reconocidos con carácter general en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y demás normativa de desarrollo.

APLICACIÓN DE LAS BONIFICACIONES EN LA FORMACIÓN PROGRAMADA

Descuento de seguros sociales en Formación bonificada


Las empresas podrán aplicarse las bonificaciones (recuperar todos los gastos) por formación continua a partir del boletín de cotización correspondiente al mes en que haya finalizado el grupo o grupos de formación y, en todo caso, con anterioridad a la fecha en que finaliza el plazo de presentación del boletín de cotización correspondiente al mes de diciembre del mismo ejercicio económico (mismo año).

Por ejemplo, un curso que finaliza el 20 septiembre se puede bonificar en el TC1 que se cumplimenta a finales de octubre, de noviembre, diciembre de ese año, o enero del año siguiente.

Por tanto, estas bonificaciones podrán aplicarse en los boletines de cotización que se presenten a partir del mes de finalización del curso, sin que sea necesario detallar en los documentos de cotización el mes de finalización ni las fechas de impartición de la formación. En todo caso, deberán aplicarse antes de la finalización del plazo de presentación de las liquidaciones correspondientes al mes de diciembre.

Cuando los grupos de formación comprendan trabajadores incluidos en diferentes Códigos de Cuenta de Cotización de la misma empresa (generalmente diferentes sucursales), las bonificaciones por la totalidad del grupo o grupos de formación podrán aplicarse en los boletines de cotización de cualquier Código de Cuenta de Cotización.

A continuación se detalla la forma de aplicar estas bonificaciones según el medio de presentación Sistema RED. Los usuarios del sistema RED comunicarán las bonificaciones por formación profesional continua en el fichero FAN, en un segmento totalizador (EDTCA80). Este segmento totalizador no estará asociado a datos de trabajador. El importe de esta bonificación se acumulará en el segmento EDTCA60 de "suma de bonificaciones, subvenciones y compensaciones.".

Cuando en un curso los participantes pertenecen a diferentes Cuentas de Cotización de la misma empresa (lo que equivale a centros de trabajo de distintas provincias), se podrá aplicar la bonificación de la totalidad del grupo en el boletín de cualquiera de las Cuentas de Cotización.

El importe de la bonificación no estará asociado a datos de trabajadores (en definitiva no habrá que prorratear el importe de la bonificación por los participantes de la formación). De esta forma, en el SISTEMA RED Las bonificaciones por formación profesional se comunicarán en el fichero FAN, en un segmento totalizador EDTCA80.

LA EVALUACIÓN EN LA MODALIDAD TELEFORMACIÓN

Características de la modalidad elearning (online).

La evaluación en general es una actividad constante y continua que tiene como misión especial recoger información sobre el proceso en su conjunto para ayudar a mejorar los contenidos, las técnicas de aprendizaje, los recursos, los métodos, etc. La evaluación debe servir de ayuda para elevar la calidad del aprendizaje y aumentar el rendimiento de los alumnos.

El proceso de evaluación no sólo consiste en calificar al alumno para certificar el nivel de conocimientos adquirido a lo largo de todo el proceso, sino que también se evalúa para ofrecerle una retroali-mentación sobre su aprendizaje, para que los docentes conozcan la efectividad de su actuación, para certificar los resultados, para evaluar la calidad de la metodología empleada, etc. Más información en www.aenoa.com.

Para evaluar al alumno, por un lado, se puede evaluar su asistencia o participación conociendo el número de accesos, el tiempo empleado por los diferentes participantes de la acción formativa o in-tervenciones en los foros. De este modo puede servir para justificar las horas lectivas del curso. Por otro lado, se puede analizar los conocimientos a través de técnicas e instrumentos de evaluación como las autoevaluaciones, ejercicios, exámenes, supuestos prácticos, casos reales, etc.

En función de la naturaleza del curso y los objetivos planteados, se determina y diseña el tipo de prueba de evaluación más idóneo a utilizar. Así, se puede tener cursos en los que se incluyen pruebas de conocimientos (cuestionarios de preguntas abiertas o cerradas, tipo test), pruebas situacionales o de simulación (juego de roles, estudio de casos…) u otros tipos de pruebas de evaluación (discusiones en grupo, observación directa, etc.)

A la hora de evaluar un curso online se debe considerar el nivel de aprendizaje alcanzado por el alumno en base a los materiales ofrecidos, el diseño de cada módulo formativo, la gestión del tutor, la retroalimentación de las actividades presentadas, etc.


Los aprendizajes obtenidos con contenidos educativos digitales se deben evaluar con la misma minuciosidad que los conseguidos con otros procedimientos más tradicionales, los criterios de evaluación no tienen por qué ser distintos en uno y otro caso. Pero tan importante como el qué evaluar, es cómo evaluar, cómo debe ser recogida la información y qué instrumentos de evaluación se emplean.


Las técnicas de evaluación que se utilizan en elearning dependen de lo que se quiera evaluar, variarán según se desee obtener información sobre el grado de adquisición de conocimientos y habilidades, o bien sobre la implicación, participación y actividad desarrollada por el alumno durante la acción formativa. Información completa en www.formacionprogramada.net.

Con respecto a la evaluación de los conocimientos adquiridos, las pruebas objetivas se presentan como una de las opciones más utilizadas. Dentro de éstas existen diferentes alternativas:

 Preguntas de elección múltiple: se presenta un enunciado y una serie de opciones entre las que se encuentra la respuesta correcta.

 Preguntas de respuesta breve: plantear una pregunta que puede contestarse con pocas palabras.

 Preguntas abiertas o de desarrollo: desarrollo de un tema o concepto por parte del estudiante.

 Resolución de casos prácticos.

 Preguntas de verdadero-falso.

 Asociar parejas.

 Rellenar huecos.

 Clasificar.

 Ordenar o identificar.

 Juegos como crucigramas, sopa de letras, puzles, etc.


En cuanto a la evaluación de actitudes se pueden utilizar los recursos que poseen las plataformas para obtener información sobre la actividad que el alumno realiza durante el transcurso de la acción formativa. Las plataformas tecnológicas de teleformación permiten contar en todo momento con variada información sobre la actividad que el alumno realiza durante todo el proceso. Esta actividad queda registrada y se configura como la información que se puede utilizar para la evaluación.


Para evaluar las actitudes se suele utilizar:

 Correo electrónico: puede utilizarse para expresar el resultado de búsquedas bibliográficas, resolución de un caso o problema planteado por el formador, etc.

 Chat: posee un alto potencial para el intercambio de ideas, discusión y debate, aportaciones individuales, defensa y argumentación. Es una buena herramienta para la evaluación tanto de los aprendizajes como de las actitudes.

 Foros de discusión: las mismas posibilidades que el Chat pero con un carácter asincrónico.

 Espacios compartidos para trabajo colaborativo: por ejemplo las pizarras electrónicas, las wikis, los blogs, etc. Facilitan la publicación de los trabajos de los grupos para que puedan ser seguidos por los demás compañeros.

 Redacción escrita, resolución de problemas, dinámicas de grupo, representación de roles, caso práctico, supuesto práctico final del curso, etc., son otros medios de evaluación subjetiva.